Sintomatología intoxicación de mercurio

Es un hecho contrastado que el mercurio se almacena 1º en el riñón, 2º en el hígado, 3º en el tejido neurológico, 4º en el tracto gastrointestinal y después en el resto de tejidos.
Los síntomas son muy variados,  dependiendo de la persona, el camino que el mercurio tomará para acumularse será distinto, creando así sintomatología diversa y derivando al cabo del tiempo en alguna enfermedad catalogada como crónica o terminal, que la medicina alopática tratará sintomatológicamente obviando en la mayoría de los casos la relación que existe entre ellas y los micro-envenenamientos crónicos.
El listado de los síntomas relacionados con el mercurio parece infinito, pueden surgir progresivamente o de forma espontanea, nunca se presentan aislados y la persona afectada seguramente señalará varios del siguiente resumen clasificado de ellos:

Psicológicos y de comportamiento*
Ansiedad
Apatía
Confusión
Depresión
Ataques de Pánico
Ataques de cólera
Falta de memoria
Irritabilidad
Alucinaciones visuales y/o auditivas leves
Nerviosismo
Pesadillas
Tensión
Inestabilidad emocional
Llanto sin motivo aparente
Incapacidad para concentrarse
Alteraciones psicológicas
Decrecimiento de la inteligencia
Maniaco-Depresión
Pérdida del autocontrol
Tiempo de atención acortado
Pérdida de la memoria de corto plazo
Alteraciones del sueño
Dificultad para tomar decisiones
Inexplicables ideas suicidas

*Cuando una persona acude a su médico de cabecera con varios de estos síntomas, el doctor puede decirle que es debido a  su estado nervioso, traumas del pasado, etc… y es muy probable que acabe en la consulta de un psicólogo, o peor, la de un psiquiatra que tan solo le atiborrará a fármacos ignorante de quizás, un envenenamiento alarmante de metales pesados.

Sistema Cardiovascular.
Anemia
Angina
Ataque al corazón
Murmullo de corazón
Taquicardia
Palpitaciones
Presión en el pecho
Arteroesclerosis
Arritmia
Dolor de pecho inexplicable

Sistema digestivo
Colitis
Úlceras.
Diarrea
Calambres estomacales.
Pérdida de apetito
Problemas digestivos
Pesadez de estómago
Ardor de estómago

Sistema inmune
Cáncer
Cándia Albicans (Candidiasis)
Ataques de asma
Enfermedad de Crohn
Mononucleosis
Alergias (Polen, gluten, lactosa ...)
Leucemia
Rinitis
Inflamación de ganglios
Sinusitis
Síndrome de Fatiga crónica (SFC)
Epstein-Barr virus
Enfermedad ambiental
Enfermedad de Hodgkins
Enfermedad de Inmuno Deficiencia
Susceptible a la gripe, a los resfriados, herpes, etc ...

Cavidad oral
Mal aliento
Sangrado de encías
Úlceras o llagas
Leucoplasia
Estomatitis
Lengua inflamada
Pérdida de dientes
Pérdida de hueso alrededor del diente.
Salivación excesiva
Sensación de ardor en la boca
Gusto metálico
Enfermedad periodontal
Garganta dolorida
Tos persistente

Dermatológicos
Acné
Dermatitis
Rubor en la piel
Picor excesivo
Piel rugosa
Erupciones

Sistema nervioso central
Vértigos
Convulsiones
Visión débil
Epilepsia
Contracciones nerviosas faciales
Insomnio
Contracciones nerviosas
Parálisis del músculo
Espasmos musculares
Falta de oído y/o pitidos (tinitus)
Esclerosis múltiple (EM)
Dificultad para andar
Desordenes del habla
Dolores de cabeza crónicos
Tirones inexplicados
Fallo de la coordinación muscular
Estrechamiento del campo visual
Entumecimientos y hormigueos
Temblores
Demencia
Alzheimer
Sensibilidad químico múltiple (MCS)
Síndrome de Fibromialgia
Autismo y autismo infantil *

*Según diversos autores, el autismo está asociado al  Timerosal que se usa como antiséptico y antifúngico  en  las vacunas, y que es un compuesto organomercúrico (aproximadamente 49% de mercurio en peso) o al mercurio que la madre con amalgamas pasa al feto a través de la placenta.

Sistema endocrino
Artritis
Sudor excesivo
Diabetes
Edema
Disfunción tiroidea
Osteoporosis
Calambres en las piernas
Pérdida de peso
Piedras en el riñón
Manos y pies fríos
Pérdida de la libido
Temperatura del cuerpo baja
Micción frecuente

Sistema Respiratorio
Hipersensibilidad a olores
Dolores inexplicables de pecho
Bronquitis
Tos
Escozor de pulmones
Congestión pulmonar

Energía*
Letargo
Somnolencia
Cansancio
Fatiga
Dormir demasiado
Falta de energía

*La mayoría de estos síntomas y los psicológicos parecen aumentar cuando además la persona con acumulación de metales pesados en su sistema nervioso está expuesto a fuertes campos u ondas electromagnéticas que pueden proceder por ejemplo de:

Antenas de telefonía y teléfonos móviles
Routers o sistemas Wifi / Wimax
Teléfonos inalámbricos DECT (Digital European Cordless telephony)
Aparatos con tecnología Bluetooth
Cercanía a cableado de alta tensión
Cercanía a subestación eléctrica sin escudos
Etc …
Al grupo de síntomas provocados por exposición a electromagnetismo se le denomina de forma no oficial  electrosensibilidad, la cual aumenta cuando nuestro cuerpo aloja metales conductores, ya que dichos campos crearán diferencias de potencial mucho más acentuadas en nuestro sistema nervioso que si no existieran metales.



Fragmento extraído del libro "Mercurio en la boca: Lo que nadie le dijo de sus empastes metálicos "




Información y ayuda al afectado por intoxicación de metales pesados
Desde 2006 | Mercurio en la boca.org